Manuel Carrasco y Sevilla escriben su historia de amor

El cantante onubense y más de 45.000 personas se dan el 'sí quiero' en un apoteósico concierto en el Benito Villamarín, que sirvió para celebrar el Día de la Música por todo lo alto.

Manuel Carrasco, en un momento de su concierto en Sevilla.
Un exultante Manuel Carrasco se dirige al público, en un momento del concierto en el Estadio Benito Villamarín.

Concierto Manuel Carrasco

Gira La Cruz del Mapa

Estadio Benito Villamarín / 21 de junio de 2019

Testigo directo: Esther A. B.

«Sevilla, yo nunca te quiero igual, yo te quiero diferente y siempre te quiero más». Toda una declaración de amor. Esta frase recitada por el cantante de Isla Cristina (Huelva), Manuel Carrasco, resume lo vivido el pasado viernes en el Estadio Benito Villamarín. Y es que el esperadísimo concierto del cantante onubense en la capital andaluza, dentro de la gira ‘La cruz del mapa’, fue más allá de la música; y se convirtió en la consagración de una historia de amor: la de Manuel Carrasco con Sevilla y la de Sevilla con el artista.

Todo empezó hace tres años en el Estadio de La Cartuja, donde 50.000 personas acudieron para vivir el primer gran baño de masas de Manuel Carrasco. Aquí empezó a escribirse un idilio que la primera noche de verano de 2019 ha terminado de consagrar. El pasado mes de diciembre hubo un preámbulo, con aquel concierto-sorpresa en la Plaza de España que congregó a 18.000 personas. Pero lo que ocurrió en el Benito Villamarín, lo que allí tuvo lugar, ya es otro cantar.

Músico y público estaban entregados por una misma causa: la música. Esa que, precisamente, celebraba su gran día. No podía haber elegido Carrasco mejor fecha para su historia de amor con Sevilla…

Manuel Carrasco ha confesado en una reciente entrevista que lo ha pasado muy mal durante sus comienzos en la música. Pero eso fue el ayer, porque el presente -que es lo que importa- es más que prometedor para la carrera musical del onubense. Por cierto que ya pueden ir pensando las autoridades en conceder a Manuel Carrasco el título de Hijo Predilecto de Sevilla. Esas instituciones que, en su día, «no me dejaban cantar en el Lope de Vega, no sé qué me decían, pero no me dejaban cantar», enfatizó el músico. Visto lo visto en el Villamarín, el templo sevillano de las artes escénicas se le ha quedado ya pequeño al de Isla Cristina.

Un concierto se escribe con canciones, pero en el caso del espectáculo de Manuel Carrasco en Sevilla hay que hablar de amor y pasión. Quienes estuvieron allí saben de qué hablo. Las diferentes generaciones de mujeres (madres, hijas, sobrinas, primas, amigas…) quedaron prendadas por el entusiasmo, la energía y el AMOR que profesó Manuel Carrasco a Sevilla.

Y estando en la capital universal del cante y el baile, el compositor de Isla Cristina comenzó su historia de amor con una sevillana dedicada a la ciudad. «Sevilla tú estás empeñada en estar en los momentos más importantes de mi vida», gritó a los cuatro vientos Manuel Carrasco. Y como decía, todo empezó -sin haber salido aún al escenario y con un vídeo con su hija como protagonista- con una sevillana lenta: «Mi vida tengo que irme, voy a cantarle a Sevilla…» acompañado por oles que nada tienen que envidiar a los de la Maestranza.  ¡Y vaya que si le cantó! Desde el corazón, y se sintió.

Tras la sevillana, apareció por fin Manuel en el escenario para locura de la masa humana que abarrotaba el Villamarín, como en las mejores tardes de fútbol del estadio heliopolitano. Y arrancó el gran espectáculo con ‘Me dijiste de pequeño’, coreado por sus miles de fans, como todas las canciones que interpretó a lo largo de las tres horas que duró su romance.

Sonaron casi todas las de su último disco, ‘La cruz del mapa’, y otras muchas de anteriores trabajos. Al final de esta crónica os dejamos la lista completa, pero desde la primera hasta la última, ‘Qué bonito es querer’, Manuel Carrasco provocó todo tipo de sensaciones y emociones entre el público. Sonrisas, lágrimas y llantos, y saltos; muchos saltos. Y es que el de Onuba lo mismo te hace reír que llorar con sus composiciones. Letra y música de Manuel Carrasco, que tiene más mérito aún.

Y remató por bulerías

Pero lo meritorio de verdad llegó casi al final. Cuando al principio comenzó con esa sevillana -que pido desde aquí que termine- parecía que el homenaje a Sevilla estaba hecho. Pero no, no fue así. Manuel Carrasco tenía una sorpresa para su ciudad amada. Y en medio del éxtasis, empezaron a sonar los acordes de su guitarra y se arrancó durante seis minutos con unas bulerías que ya quedan para la historia.

«Con mucho cariño…» Y las cuerdas de guitarra sonaron largamente con los ecos del fondo del público. «…Despacito y buena letra ayer mi madre me dijo, Sevilla te quiere mucho, tranquilo cariño mío». Y así recitó su poema, con la voz desgarrada de un cantaor de flamenco, destacando rincones y figuras de renombre sevillano.

Él solito en un escenario. No necesita más. Se basta y se sobra. Una noche inolvidable, en la que Manuel Carrasco besó con todo su amor a Sevilla y ésta le correspondió sin reservas. El gran cantautor de Huelva puso su cruz en el mapa de Sevilla, clavada de por vida en el centro de ese estadio. Una noche de verano, la primera, templo de la música universal. Y remató: «Sevilla, sevillana de mi amor, voy a besarte esta noche como nadie te besó». Y así fue.

Set list del concierto de Manuel Carrasco en Sevilla

  • Me dijeron de pequeño
  • Yo quiero vivir
  • Aprieta
  • Los primero días
  • Que nadie
  • Vete
  • Llámame loco
  • Mujer de las mil batallas
  • Ya no
  • Te veo entre la gente
  • Uno x uno
  • Menos mal/Me sabe a poco/Soy afortunado
  • Dispara lentamente
  • Me gustas
  • Sabrás/Y ahora/Bailar el viento
  • Siendo uno mismo
  • Te busco en las estrellas
  • No dejes de soñar
  • Tambores de guerra
  • Mi única bandera
  • Ámame otra vez/Yo te vi pasar
  • Siempre fuertes
  • Déjame ser
  • Amor planetario
  • Tan sólo tú
  • Bulería a Sevilla
  • En el bar de los pesares
  • Qué bonito es querer

Podéis ver más vídeos en nuestro canal de Youtube