Depedro vuelve a festejar con público

Depedro, durante su actuación en Sevilla Alive! 2021. Foto: Mrbluesp.

Dos años hacía que Depedro no tocaba en Sevilla. Y en esta ocasión el regreso fue muy especial por dos razones: la primera porque el músico madrileño volvía a actuar delante de público; y la segunda porque lo hacía en el día de su cumpleaños. Así que estaba feliz por partida doble. Una felicidad que era compartida por quienes tuvieron la suerte de volver a vivir un concierto en directo, en el mismo recinto donde la última vez se celebró Interestelar Sevilla, allá por 2019. Esta vez, en Sevilla Alive!

Depedro, visiblemente emocionado, en un gesto de complicidad con el público. Foto: Mrbluesp 

Depedro, que presentaba su quinto disco, se mostró visiblemente emocionado desde que salió al escenario. «Ya queda menos», dijo alzando la voz ante un grupo de ‘fieles’ sentados en unas sillas blancas y que le respondieron con una ovación. La atmósfera era extraña, sin público de pie y saltando, lo habitual en un concierto; aunque al menos te permitían tener una cerveza en la mano. Artista y público se reencontraron con ganas de disfrutar de un momento tan especial. Y ninguno de los protagonistas defraduraron.

La fiesta comenzó cuando aún el sol no se había puesto sobre el verde en los exteriores del Centro Andaluz de Arte Contemporáneo. «Noche oscura», el último single de Depedro grabado en un videoclip con Leiva, abría el telón. A continuación sonaba «Hombre bueno», y sin solución de continuidad «Nubes de papel», que hizo que el personal -asimilando la nueva normalidad delante de un escenario- empezara a entrar en calor, siguiendo la canción con palmas.

Vista del escenario durante el concierto, desde el foso de los fotógrafos. Foto: Mrbluesp

«Déjalo ir» despedía la luz del día sobre La Isla de la Cartuja. La bellísima balada «Diciembre» recibía la noche y el público coreaba «el año que viene». Y avanzó el concierto con esa noche oscura y así sonaron canciones como: «Diciembre»; «Llorona»; «Comanche»; «Eternamente»; «Panamericana»; «Máquina de piedad»; «Antes de que anochezca»; «Te sigo soñando»… Para despedir la fiesta con «Como el viento». Canciones con diferentes ritmos y con el amor y el desamor, como protagonistas.

Los fumadores sí pudieron bailar con Depedro

Todo se desarrollaba en un ambiente bastante tranquilo para tratarse de un espectáculo de música en directo. Hasta que a alguien le dio por encender un cigarrillo y se activaron las alarmas: una de las personas responsables de seguridad -todos muy atentos- le invitó a fumar fuera del cierre perimetral; expresión ésta, por desgracia, bastante familiar desde hace más de un año en nuestras vidas.

La alegría por la música no entiende de edades. Foto: Mrbluesp

Así que este «Prohibido fumar en las sillas blancas», se transformaba en: «Puedes fumar fuera de la zona acotada». Y bailar, si quieres (esto lo añadimos nosotros). Y de esta forma, no fueron pocos los que sacrificaron estar más lejos del escenario para mover el cuerpo al ritmo de los acordes. Quien hace la ley, hace la trampa. Así que los fumadores -y también los que se iban al baño- aprovecharon ese ‘vacío legal’ para volver a disfrutar de la música de una forma completa.

Depedro y su banda se marcharon como llegaron. Incrédulos de haber tocado ante gente allí presente, y no en un streaming. Poco a poco, todo volverá a ser como antes del día ‘D’.