Sevilla ya espera a los Goya

Foto del autor

Redacción: Fernando Chacón Frías

1. Los Goya repiten en Sevilla
2.- Sevilla, ciudad de cine
3.- Alberto Rodríguez y sus 16 nominaciones

¡Qué vienen los Goya, qué vienen los Goya! Podría ser el equivalente, aplicado a Sevilla, a aquel célebre estribillo de ‘Bienvenido Mr. Marshall’, que dice así: «Os recibimos, americanos con alegría. ¡Ole mi mare! ¡Ole mi suegra y ole mi tía!». Y es que ya están aquí los premios más importantes del cine españolLos GoyaFebrero es el mes del cine -con permiso también es el mío- y antes de que irrumpan los Oscar, en Sevilla se entregarán los galardones más deseados del cine patrio.

La capital andaluza se viste de gala para recibir a los cineastas (que sería una adaptación de los ‘americanos’ de la inolvidable película de Luis García Berlanga) en la ciudad de la Giralda y también del Metropol Parasol, o lo que todo el mundo en Sevilla conoce como ‘Las Setas’. No hay más que ver el edificio, el más grande construido en madera del mundo, para entender el sobrenombre con el que lo bautizamos los sevillanos. Hubo polémica en su día por lo que ‘afeaba’ una instalación tan moderna en el centro histórico. Con el tiempo, hasta nos hemos acostumbrado; e incluso me atrevería a decir que nos gusta. Desde luego, atrae turismo.

Y al igual que en la mencionada cinta del que fuera genial director de cine valenciano, Sevilla también tiene a ese alcalde que se dirige a sus conciudadanos; pero no desde el balcón de la Casa Consistorial, como hiciera el bueno del también malogrado Pepe Isbert, sino desde la calle misma. Antonio Muñoz, el alcalde de Sevilla, se erige como el anfitrión que da la bienvenida a todos procedentes de los AVE desde Madrid. Y de allí se dirigirán al Alfonso XIII, al Hotel Colón, o al rascacielos de Torre Sevilla y a sus vistas panorámicas. La mayoría de las estrellas del cine español vienen desde Madrid, también de Barcelona, y alguno apenas tendrá que moverse de casa para desplazarse al Palacio de Congresos y Exposiciones, donde se desplegará la alfombra roja y tendrá lugar la Gala de la XXXVII edición de los Premios Goya 2023.

Los Goya repiten en Sevilla

Sevilla tenía que ser, no sé si por aquello de que «tiene un color especial», -que es que, además, lo tiene- o ‘espacial’. Pero lo cierto y verdadero es que La Academia ha vuelto a elegir a la capital de Andalucía como su sede para la entrega de los premios más importantes del cine españolHistórico fue aquel lejano 2019, pre pandemia, cuando por primera vez los ‘cabezones’ se entregaron en el mismo lugar que volverá a hacerlo este sábado día 11. El alcalde no era el mismo que el de ahora, pero sí se recibió a la pléyade del cine español con alegría y mucho entusiasmo. 

Este año no, pero en aquella ocasión especial sí me tocó cubrir para esta revista el que es el evento cultural más importante que se celebraba en casa. No es igual de agradecida la experiencia para los redactores que para nuestros compañeros fotógrafos. Ellos son los que podían ver a las estrellas desfilar por la alfombra roja con sus modelos de diseño, y disparar sus flashes tirando fotos sin descanso. Los redactores nos quedamos al final de la alfombra subidos a unas escaleras tapizadas en color negro, esperando a que los Pedro Almodóvar, Alex De la Iglesia, Penélope Cruz, Belén Esteban, Cayetana Guillén Cuervo, José Coronado, Antonio de la Torre, y un largo etcétera se nos acercaran para hablar con ellos. Y la verdad es que todos fueron muy amables. Fue un gran momento.

Pero es su fiesta, no la nuestra. Me explico. Todo está montado para el disfrute de los protagonistas, que son los que se sientan en las butacas del Auditorio para presenciar en directo la Gala. Los que la contamos tenemos reservado otra gran sala, menos glamurosa, con pantallas y un catering preparado al efecto para que no muramos de inanición durante las más de dos horas de espectáculo. Pero, a diferencia del público, los periodistas no tenemos tiempo para dormirnos. Pero sí, nos hicimos fotos en el mismo photocall que las estrellas antes de que éstas llegaran. 

Sevilla, ciudad de cine

Antes del día ‘D’, el Ayuntamiento de Sevilla se ha preocupado y ocupado de que los sevillanos nos convirtamos en ‘goyescos’ cien por cien. Personalmente, mi trabajo principal me impide poder disfrutar de esa infinita lista de actividades paralelas preparadas por el equipo del alcalde, entregados en cuerpo y alma a que la sevillanía -los que pueden- lo haga antes de que lleguen los ‘americanos’ e invadan la ciudad. Encuentros con los cineastas en los bajos del Paseo Marqués de Contadero; proyección de películas en los cines con la presencia de los directores principales; el photocoll y una copia del premio en la Casa Consistorial; un vídeo mapping, proyectado sobre la fachada del ayuntamiento, con los trailers de las películas candidatas a hacerse con el preciado ‘cabezón’; y la iluminación especial sobre la muralla histórica de La Macarena y la Zapata de Triana. A groso modo, eso es todo, que no es poco, precisamente.

Antes de que los Goya vuelvan a aterrizar por aquí, habría que recordar que Sevilla es una ciudad de cine desde siempre. Eso también nos lo ha querido recordar nuestro activo ayuntamiento, que ha organizado recorridos especiales por dos de los escenarios más frecuentados por el mundo cinematográfico en la ciudad: la Plaza de España y el Real Alcázar. Me ahorraré, eso sí, las películas que se han rodado en Sevilla porque, de sobra, sabréis cuáles son. Por resumir, dos ejemplos significativos: ‘La Guerra de las Galaxias’ y ‘Juego de Tronos’, han tenido a la ciudad como escenario principal de rodaje.

Alberto Rodríguez y sus 16 nominaciones

Toca ya hablar de lo importante: los Premios y cuáles son los candidatos a hacerse con ellos. Jugamos en casa y tenemos en el equipo titular a ‘uno de los nuestros’: el director sevillano, Alberto Rodríguez, que con ‘Modelo 77’ aspira nada más y nada menos que a 16 estatuillas; sólo superado por Rodrigo Sorogoyen con ‘As bestas’, con 17, que parte como gran favorita de la noche. Por cierto, entre mi anecdotario de la edición de 2019 está ese momento en el que Sorogoyen, terminada la Gala, acude a la sala de prensa y se sienta al lado con uno de los premios conseguidos por ‘El Reino’. Todos los importantes, menos el más importante, que se lo arrebató Javier Fesser, con ‘Campeones’.

Recuerdo la cara de un abatido y cansado Rodrigo: camisa blanca desabrochada, sin chaqueta. Se sienta, me mira y me dice: «a ver si acabamos pronto y nos vamos». Y pensé: vaya, si creía que era yo el agotado». Pero estaba totalmente de acuerdo con él: la Gala acabó a las 12 y son más de las 2 de la madrugada. Yo estaba allí desde las 7 de la tarde Era hora de recoger.

Los ganadores, una vez fotografiados, pasaban por la sala de prensa, con más ganas de irse de fiesta a celebrar que otra cosa. Sorogoyen no parecía muy contento a pesar de que logró un montón de ‘cabezones’. Sin embargo, sobre la bocina, ‘Campeones’ triunfó. Porque puedes llevarte el premio al Mejor Director, al Mejor Actor Principal (Antonio de la Torre), pero si no consigues el de Mejor Película, parece que no ganas nada. Y esa fue la sensación que me transmitió el magnífico director, que ahora se presenta con la brutal ‘As bestas’. Ya veremos qué pasa… Pero aquel momento fue de los que recuerdas: la estrella de cine, derrotada.

Me mojo. Personalmente, y como sevillano, me encantaría volver a ver en lo más alto al ‘alamedero’ Alberto, como cuando está en ‘El Corral del Esquivel’, pero esta vez recogiendo el gran premio. Se lo merece. Es el ‘alternativo’ del cine español. Lo de ‘La isla mínima’ -obra maestra- y aquellos 10 Goya fue algo histórico e inolvidable. Sería el mejor Premio: que ganara ‘uno de los nuestros’. Ojalá se repita. También Rodrigo Sorogoyen lo merece.

¡Suerte a todos!

Deja un comentario