Plaza ‘Juanito Makandé’

0
124
Juanito Makandé en Icónica Sevilla Fest
Juanito Makandé, anoche, sobre el escenario de la Plaza de España en Icónica Sevilla Fest. Foto: niccolo_guasti_photo
1. Juanito Makandé, El Canijo de Jerez… y Sevilla
2. Makandé: el flamenco fusión
3. Ya tengo 40 ‘tacos’

Redacción: Fernando Chacón Frías

Juanito Makandé en Icónica Sevilla Fest
El músico gaditano, Juanito Makandé, en la imagen hace un gesto como de a ver quién anda por ahí. Foto: niccolo_guasti_photo

Anoche, Juanito Makandé (Juan Medina Herranz, 1982. La Línea de la Concepción. Cádiz) convirtió su despedida -anunciada en agosto- en una gran fiesta de la música andaluza; en un ‘hasta la vista’. Desde su salida al escenario hasta que se fue y después de dos horas y media, el gaditano enamorado de Sevilla, fue puro derroche de pasión, sentimiento y energía; algo que agradecieron sus incondicionales, que abarrotaron la Plaza de España en un número superior a 10.000, igualando el registro del concierto de Leiva y sensiblemente inferior al de C Tangana.

‘Juanito’ salió a la Plaza de España a darlo todo desde el minuto uno y sin pensar en que aquel espectáculo iba a ser el último. El cantante, percusionista, guitarrista, compositor y productor (¿algo más?) pensó que su adiós no debía ser algo triste y por eso cuando anunció que se iba dijo que tenía previsto «montar una buena». Dicho y hecho. En un recinto tan fastuoso como la Plaza de España, el sevillano de adopción se rodeó de amigos y grandes músicos para poner el broche de oro a una carrera musical de más de 20 años de éxitos. Ante un público entregado desde antes de que saliera el escenario, Juanito Makandé sintió que aquella era su noche y se entregó en cuerpo y alma a la causa.

Juanito Makandé, El Canijo de Jerez… y Sevilla

Y entre esos amigos a los que invitó a su fiesta despedida no podía faltar El Canijo de Jerez, que provocó una explosión de júbilo entre sus incondicionales -la inmensa mayoría no llegaba a los 20 años- y junto a ‘Juanito’ empezaron ‘a liarla’ sobre el escenario. La temperatura ya había subido bastante con ‘Calores’, recordando la que cae por aquí en verano; llegando al clímax con ‘Churrete y Ringo’.

Y después de esta canción dedicada a los perros -y muy en especial a Zasca que se había ido a los cielos- el ex de Los Delincuentes sentenció: «Señores, buenas noches. Desde hoy esta plaza debería llamarse Plaza Juanito Makandé. Así que cuando terminemos nos vamos todos a una recogida de firmas».

Público en Icónica Sevilla Fest
Una pancarta con el lema ‘Salud y libertad’, que tanto mencionó anoche Juanito Makandé, entre un público entregado. Foto: niccolo_guasti_photo

Risas, pero también caras de, oye y por qué no. Y ahí está el ejemplo del Auditorio de La Cartuja que pasó a llamarse ‘Auditorio Rocío Jurado’, en honor de «la más grande». Pues el gaditano es uno de los músicos referentes del panorama musical andaluz como quedó demostrado, anoche, en la sin par Plaza de España. A lo mejor al bueno de Aníbal González no le haría mucha gracia, o sí; y estarán los conservadores que dirán que eso es una afrenta al emblema nacional. Sea como fuere, la propuesta de El Canijo de Jerez no anda desencaminada. Makandé se merece, si no una plaza, una calle con su nombre. Y ambos siguieron liándola con ‘Oye mujer’; y ‘Pedaleando’.

Propuestas aparte, el mini concierto que montaron el homenajeado y su amigo es de los que gusta escuchar, sentir y vivir. Y eso hicimos todos los que estábamos allí. «Estos son dos monstruos», se escuchaba entre el gentío. Vaya que si lo son. Y juntos son sinónimo de una fiesta de las buenas. Ambos artistas derrocharon alegría y arte por doquier para locura de sus fans, que no dejaron de corear durante toda la noche las canciones y éxitos de Juanito Makandé.

Mención aparte y muy destacada, las veces que el cantante quiso profesar su amor a su ciudad de adopción, culminándolo cantando ‘Sevilla’; recordando sus tiempos por la Alfalfa y La Alameda con ‘Pistolas y cuchillos’, y la mencionada ‘Calores’.

Makandé: el flamenco fusión

Bebiendo de las raíces del flamenco, Juanito Makandé ha sabido como pocos aunar el purismo del cante universal fusionando con otros ritmos como el reggae-ska, el funk, el jazz y, por supuesto, con el rock andaluz de grupos legendarios en Sevilla como es Triana. En lugar de ‘perrear’, anoche se rumbeó sobre el escenario y sobre la pista de baile en la que se convirtió la Plaza; y no sólo en las primeras filas, salías del tumulto y la gente bailaba por cualquier parte del recinto.

Juanito Makandé y La Mari de Chambao en Icónica Fest
La Mari de Chambao, acompañando a ‘Juanito’ con la caja y camiseta con la cara de ‘Camarón’. Foto: niccolo_guasti_photo

Había fiesta de las gordas, y eso se notaba hasta en los servicios. Fiesta y alegría, porque se trataba de despedir a un grande por todo lo alto. Y uno cuando se le despide lo que quiere es estar rodeado, además de por el público, por sus amigos. Y de esta forma pasaron por el escenario, entre otros: La Mari de Chambao; Tu Otra Bonita; Muerdo; Amparo Sánchez (Amparanoia); Mario Palma; Lya; Rycardo Moreno; Juakinito el Seco; Nasrine Rahmani; Poti Trujillo; Antoñito de las 3.000; La Canija; y Chiki Lora, que fue la primera en subir al escenario.   

Y sería injustos no mencionar aquí a quienes contribuyeron con su maestría a que la fiesta fuera total y todo un éxito: David Bao (batería); Fran Cortés (guitarra flamenca); Fernando Lamadrid (bajo); Juan Manuel Montoya (guitarra eléctrica); Juan Sebastián Vázquez Barrachina (teclados); Miron Rafajlovic (trompeta); Lisandro Facundo (saxo); Roberto Lorenzo Elekes (trombón). Un cuadro de lujo para una noche para enmarcar, con otra luna iluminando el majestuoso recinto de la Plaza… anoche, ‘Juanito Makandé’.

Ya tengo 40 ‘tacos’

Después de que sonaran ‘Las flores’; ‘Alitas de mar’, y ya casi acabando el concierto la maravillosa ‘Niña voladora’ (compuesta en su ático de la calle Feria), Juanito Makandé quiso, de alguna forma, contar a su fans el por qué de su adiós: «Ya tengo 40 tacos y sabéis que yo todo lo que he hecho ha sido con sentimiento, y para vosotros. Pero -insistió- que ya son 40 tacos». Casi en el principio del concierto, el linense se dirigió al público: «cuántos tenéis aquí menos de 40». Y, claro, no hacía falta mirar mucho para darse cuenta que la gran mayoría de los más de 10.000 que estaban junto a él estaban por debajo de hasta los 30; incluso mucho menos. No es de extrañar, cuando hace 20 años y perteneciendo a ‘Radio Macandé’, vendió más de 35.000 discos atrayendo la atención de los jóvenes de la época. Dos décadas después, nada ha cambiado. Anoche, la juventud volvió a ser su mejor aliado. Y Juanito Makandé salió de la Plaza de España despidiéndose como tocaba: ‘a lo grande’. 

¡Hasta la vista, Juanito! O mejor: ¡Salud y Libertad, maestro!

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí